Gracias para cada uno de ustedes

Estoy muy agradecido a cada uno de mis lectores, mis amigos, o sea, cada uno de ustedes.

Sus consejos, criticas,son muy bien recibidos por mi y los agradezco enormemente. Me permiten mejorar cada vez mas mis trabajos, para corregirlos y en el momento que decidas leerlos completamente, sean accesibles, fáciles de leer y entender ; por ultimo sean de tu total agrado.

Con extremo respeto.

Edrapecor

La novelas de edrapecor

Para seguir las novelas de Edrapecor

Entradas populares

Las novelas de edrapecor

Las novelas de edrapecor

Las novelas de edrapecor

Hola amigos. Aqui estan los primeros capitulos de mis trabajos totalmente gratis para ti, estan colocados para que tengas una idea de ellos y puedas si es tu gusto leerlas completas en www.stores.lulu.com/edrapecor, en o me buscas en http://www.smashword.com/. Solo tienes que colocar edrapecor en todos sus buscadores y ahi estan *te reitero( todos mis trabajos completos).



Te doy las gracias precisamente a ti que me estas leyendo/



www.facebook.com/edrapecor
@edrapecor






Las novelas de edrapecor

Entradas populares

lunes, 1 de septiembre de 2014

DEMENTE. La Tercera Parte de Las Flores de la Muerte. Por Edrapecor

                                                                   DEMENTE
                                                             By  Edgar Pérez
                                                        Smashwords Edition
                                                 Copyright 2014 Edgar Pérez
***************************************************
****************************************************
                  Smashwords Edition, License Notes
This ebook is licensed for your personal enjoyment only. This ebook may not be re-sold or given away to other people. If you would like to share this book with another person, please purchase an additional copy for each recipient. If you’re reading this book and did not purchase it, or it was not purchased for your use only, then please return to Smashwords.com and purchase your own copy. Thank you for respecting the hard work of this author.
Lectura de Entretenimiento. Prohibida la reproducción parcial ó total de éste documento sin el permiso escrito del autor y/o editor.
                                                    CROMOSOMA XXX
                                      La Tercera parte de las Flores de la Muerte III
Es la primera gota del ultimo roció.
 Quizás sea la mirada que explota en capa de hierro de  cualquier atardecer.
Ese atardecer.
Comenzó y Termino...
Ayer.
Ayer mismo y en presencia del arcoíris transparente y profundo,
Que no fueron.
 No empezaron,
No flotaron y si murieron.
(Del diario de Kristal Fergunsson)
                                                             Capitulo 1
Exactamente 10 años después del nacimiento de Dennis, la hija de Lupe y….
Jairmur miró a todos lados. Por momentos le pareció bien. Era una situación normal. Autos pasaban. Un viejo policía dirigía el tránsito. Se crispó. Dos chicas caminaban displicente.
Después se tranquilizó. Eran unas adolescentes. Ya había pasado el tiempo. 7 años desde la última vez.
Caminó tratando de pasar desapercibido. A veces alguien lo reconocía y le decía a la gente a su alrededor.
.¡Ey¡...ese es el marido de la loca. De la asesina..
Igualmente a veces a su lado frenaba violentamente una radio patrulla y descendía policías con cara de matones para preguntarle delante de todo el mundo donde se encontraban ella.
Sabía que cuando por casualidad hablaba por celular su llamada la rastreaban..
Había huido tantas veces de Shannon, que ya no quería contarlas.
Pero era una rutina inesperada. En el amanecer. En una aburrida tarde de cualquier lunes. En medio de una avenida con el trafico atascado, en medio de la lluvia, en cualquier esquina.
Y terminaban siempre igual. Lágrimas. Sexo brutal y continuo. Sentimientos de culpa y luego la soledad con esa herida en el corazón que nunca podía sanar.
A estas alturas  estaba convencido que Shanon lo dejaba huir, para cazarlo, encontrarlo, amarlo y soltarlo. Por eso la amaba ,la odiaba. La necesitaba. Las despreciaba y se despreciaba así mismo.
Hoy estaba en un nuevo comienzo dentro del comienzo. Dejaba su hijo en un refugio. Era más que lógico que la policía lo vigilaría, con paciencia esperarían a una mujer o alguien que dejarse dinero para el niño, ropa o dulces. La seguirían y atraparían. Siempre habían fracasado en el intento.
Llego a la esquina. Vio la amplia avenida. Como todos sus perseguidores sabía que estaba ahí. Parada justo frente a el en medio de la gente, escondida entre ellos, viéndolo, mientras ellos no la veían. Era una experta burlándose de todos y del mismo. Dejando correr la cuerda para halarla cuando quisiera. Ese era su miedo. Lo que tanto ansiaba. Encontrarla para besarla otra vez. Camino con las manos en los bolsillos. Trabajo para él no había. Amistades para él no había. Un hogar estable para él no había. Solo esa presión hermética, pesada, asfixiante, que terminaría por matarlo más temprano que tarde llamada Shannon….
¿Shannon?. Ella no se llamaba así.
Tenía una pick up Fiat aventura Diesel eléctrica
 y con ella se desplazaba a ninguna parte por cualquier carretera. Dormía en las estaciones de servicio. Se bañaba en los centros comerciales. Comía en los puestos ambulantes… Llego adonde su vehículo. Tenía poco dinero para hacerle el servicio. Pero era necesario.. El hombre terminaba de calibrar el aire de los neumáticos.
Oiga amigo—dijo Inquieto Jairmur—Yo no mande a ponerle neumáticos nuevos y menos esos.
Oiga señor. Yo no sé de eso. Ya pagaron por el servicio. Cambio de filtro y aceite, lavado y engrase.
Neumáticos nuevos. Tanque de Biodiesel y carga eléctrica full.
Jairmur palideció y miro asustado para todos lados..
¿Cómo que pagos?—pregunto tartamudeando..
Si quiere hable con el gerente. Aquí está su factura y sus llaves..
Sí. Si—dijo aterrado Jairmur encendiendo el vehículo y huyendo rápidamente dela estación de servicio…
El hombre se encogió de hombros.. Total.. Ya le habían dado la propina.. Miro hacia donde se dirigía la Pick-up.. Tomaba la carretera hacia el Norte. Donde se veían las fuertes nubes negras de una tormenta..
Pues para allá va—dijo el hombre viendo el auto que se acercaba..
Jairmur manejaba a toda velocidad, exponiéndose a una multa. Pero el susto era inmenso. Tan grande como el dolor de tener que dejar a su hijo. Había esperado su décimo cumpleaños…. Otra escuela internado, refugió para niños abandonados. Y es que era verdad. Su hijo era un niño abandonado. Sin padre. Una madre psicótica, asesina en serie y el un hombre a punto de tener una crisis de miedo.. Viviendo del aire, con dinero que aprecia de la nada.. le pagaban las cosas. Sabía que él no aceptaría un dinero que quien sabe cómo vino a tener en las manos de ellas.. Era ella. Omnipresente. Perfecta letal..
El Bufori Geneva eléctrico
 se estaciono serenamente junto al hombre en la estación de servicio.
Este hizo un silencioso silbido. Nuevamente aprecia por ahí.. el vidrio descendió y una preciosa y fina mano enseño un billete de 100 dólares de Canadá
El hombre tomo el billete y preguntó.
La Dama. .¿Qué servicio desea?
La mujer no descendió ni apago el motor.
¿Ha visto una pick up Fiat ¿
¿Color rojo?.
Sí. Creo que sí..
Pues estaba aquí hace un momento. Tomo rumbo a la tormenta...
Quizás sea el que busco..
Perdone meterme donde no me importa. Pero usted es una señora muy bella para ir detrás de un hombre tan descuidado...
Es un adultero. Huye porque debe muchas explicaciones—dijo la voz, subiendo el vidrio y marchándose ,incorporando el auto a la autopista y tomando rumbo a la tormenta..
Suerte que tienen algunos…
                                                                          Capitulo  II
Jazmín
miro sus flores, aspiro su aroma. Magnolias, Rosas, Girasoles.. Contempló sus sencillos muebles. Estaban perfectamente tangentes. Miro nuevamente y frunció con un, leve disgusto sus labios.. Si Magnolia y Rosa vieron esto no les gustaría. Uno de los muebles no era lo suficientemente tangente .. Tenía tiempo para hacerlo. Vio la gota en el piso.. ¿Pero? ¿Cómo era posible?. De seguro fue el..¡Hombres¡
El agente    Sertorio Rada    llego. Traía frutas. Pan recién salido del horno. Dulces y de contrabando una Coca-Cola Light. A ella le tenían prohibido darle café, estimulantes, cigarrillos y cualquier licor. Pero de verdad consideraba que una Coca-Cola light no podía hacerle más daño de lo que le hacía ya el estar encerrada de por vida...
había estado reunido con el psiquiatra ; el hombre le había dado su informe quincenal. Nada de cambios. Todo igual. Sin cambios. Sin esperanza de mejoría ni curación. Jazmín, Rita, Diana Lotz estaba a punto  de graduarse de Bachillerato. Hizo un examen casi perfecto. Lo malo; es que pidió hojas adicionales y volvió a escribir 5 veces el examen. 5 veces la misma letra, lo entregó y se sumió en un silencio  frio e indiferente.
-Debes tener cuidado. Creo que está a punto de estallar.—advirtió el psiquiatra cuando lo acompaño a la puerta--- Insiste en que vuelva a llamarla Rita Peralta.
Sertorio asintió en silencio.
Se detuvo frente a la puerta del largo pasillo. Entregó en la tercera prevención cartera, arma, correas,. Se colocó unas sandalias de tela. Era molesto. Pero no podía entrar ni con un palillo a la celda donde estaba Rita sola. Cuando fue detenida, la ingresaron  en una celda y en la madrugada había asesinado a 12 reclusas y 3 policías. Se decidió aislarla totalmente.
Camino por el largo pasillo. Celdas vacías…la última era la de ella. Llego a la pared de plástico transparente blindado. Se colocó frente a la cámara de tv y esta abrió eléctricamente la puerta.
Con una precaución disimulada. Rita podía matarlo con las manos nada más..
Estaba sentada abstraída, viendo la TV, Indiferente, estaba concentrada en la pantalla. Era evidente que le hacía falta el complemento de las otras dos.
Su lucidez se había deteriorado mucho.
En silencio la contempló. Preciosamente bella. Un pelo liso negro azul. Un cuerpo perfecto, vientre plano, sin marcas. Su serena tranquilidad, podía confundir a cualquiera.; haciendo posible confundirse y negar que ellas pudiera ser cómplice de 42 asesinatos. Y 12 directos .
Era un proceso largo y la tranquilidad de ella era en parte gracias a él. El peligro de ser asesinado, se fue diluyendo y él era víctima más que todo de las suposiciones. Eso no quitaba la violenta furia de ella. Estaba sin embargo siempre el peligro latente. El cuarto no tenía utensilios, ni herramientas de cocinas, solo colchones, un Tv Plasma, libros.
Me gusta esa serie. Miosotis me dice que es lo máximo.—finalmente expreso ,cuando terminó de comer el chocolate ,que el silenciosamente le ofreció.
¿La vistes?
Hablamos todos los días.
Claro—dijo cuidadosamente Sertorio.
¿Entre los Jazmines y Azahares, ¿Cuál prefieres?
Prefiero Diana Lotz.
Ella lo miro.
¿Quién es esa?
El vio la mirada que ella le regalo. Por un momento se estremeció….una maldita serpiente de cascabel.
Sintió el peligro. No debió hacerlo. Quién dijo que una psicótica tiene sentido del humor.
Ella se acercó y lanzo una muy normal carcajada. Acercó su cara a la de él.
El Doctor me dijo que cuando me arregle los tornillos que tengo suelto, vamos a tener nuestro bebe.
¡Por supuesto¡--contesto el,tranquilizado por el fascinante aroma y la belleza del rostro de su mujer. Estaría loca; pero bella, física, sexual.. Enloquecía con el sexo salvaje de esa asesina. Hambrienta y depravada, lo dejaba examine, derrotado, víctima de la enferma pasión que los devoraba. Eso era. Él estaba más loco todavía. Era el esposo de una asesina en serie condenada a cadena perpetua sin derecha a revisión.
Su vida sería una interminable red de evaluaciones y controles mentales. Era inyectada con dosis masivas de anticonceptivos de larga duración. Sometida a test y experimentos, para tratar de encontrar los saltos y vacíos entre la locura y lucidez. El tras hablar mucho, rogarle mucho la había convencido a entregarse. Para darle la confianza se había casado con ella. No la abandonaría. La amaba más que nada
La realidad era una sol y los resultados siempre lo desanimaban. Era exactamente igual a  Kristal y Susana. Alto coeficiente intelectual, sentimientos obsesivos y exaltados de amor y odio. Fría rabia asesina. Planificación y estrategia de la oportunidad. Completamente bisexual. Desconocía sentido de familia, pero con un arraigado apego obsesivo de enfermiza admiración por sus hermanas amigas amantes. Niveles muy bajos de Serotonina. Colesterol muy bajo. Su madre era alcohólica y había bebido estando embarazada. El gen THP no estaba bien conformado, y tenía Cromosoma XXX, por eso a veces se encerraba en sí misma y era infértil. No era alta, era bien formada. Lo que no encajaba era su hipersexualidad.Y cuando no era complacida tenía las tendencias asesinas. No se podía entender que tenía alto coeficiente intelectual. Ahí estaba el detalle. Por eso a veces se creía que fingía..
Poli orgásmica, tenía estables periodos de lucidez, que se alteraban con la menstruación y la luna llena. Su hígado producía incontables enzimas que aleatoriamente la drogaba convirtiéndola en una peligrosa asesina con cualquier disparador emocional, normal en cualquier persona. Peligroso y letal en ella. Y que aumentaban exponencialmente con cualquier situación de stress. En definitiva. Nunca podría darle hijos y jamás de los jamases podrían criar algunos. Él lo sabía y lo asumió de esa manera.
                                                                                  III
El Gaz 5000 eléctrico Diesel
 se detuvo en la puerta de la imponente mansión. Aunque una casa muy vieja. Proclamaba que habían invertido cualquier cantidad de dinero para ponerla funcional y habitable. Un bello y cuidado era delimitado por un alto muro de piedras. Un magnifico jardín de Magnolias, Rosas y Jazmines con mucho cuidado y esmero estaba en la parte izquierda de la casa.
Vio la amplia ventana que daba al inmenso balcón. Más que balcón era una terraza lateral que podía ser salón de fiesta. Vio la neblina llegar y entrar a toda la casa. Era alta madrugada y el frio se adhirió absolutamente a su piel. Eso le daba paz, le daba estabilidad y asentaba su espíritu.
Había ADQUIRIDO el  habito del yoga y el tai chi.. Colocaba Ondas Alpha por horas. Era una costumbre  muy sana que no dejaba de disfrutar. Igualmente amaba la luna llena. Extendía su mano para tocarla y recibir su luz fría que definitivamente adoraba.
Abría todas las ventanas y en cada una de ellas se detenía a contemplar la luna llena en su paso. Más que por eso compro la casa. Un lugar para poder contemplar la luna llena durante toda la noche.
 Detestaba los muebles. Todos. Por eso no tenía ninguno. Simplemente le limitaban los movimientos. Su piso de auténtica madera pulida era el máximo mueble, lujo y placer que tenía y pasaba horas y horas contemplándolo y limpiándolo. También detestaba el ruido. No lo soportaba. Toda la noche la pasaba en la baranda contemplando la noche y su luz. Encontraba siluetas y figuras en la oscuridad y eso le daba un máximo placer. Igualmente era fascinante ver la inmensa montaña iluminada por la luz de la luna. Era la Tortuga de piedra que le daba estabilidad. No le gustaba dormir. Pesadillas. Lamentos.. ruidos.. muchos ruidos le hacían despertar llorando. No eso. No ruidos. Lamentos..
Ellos y ellas. Los autos. Los besos…los ojos. Muchos ojos. Le fascinaban los ojos pero no podía verlos en sueños. ..¿Mamá?...¿mamá?...No llores…Shhhh.
A media noche salía al jardín y se acostaba en la fría  y húmeda hierba. Y con el arrobamiento del amor contemplaba la iluminada montaña. O sino caminaba interminable por los cuartos, él inmenso corredor, La sala. Abría las ventanas y las puertas. Todas. Con la casa en completa oscuridad y sentir el frio de la neblina inundar el ambiente.
Generalmente se desnudaba y  volvía a llegar al césped y se acostaba ahí.
Luego si podía dormir. Un rato hasta contemplar el amanecer… Luego tomaba su Gaz 5000 o su Clásico Zil 4102 Diesel y se introducía en las carreteras…
                                                                      Capítulo III
El agente Roberto Barinas, sabia de los fracasos de sus predecesores en el caso. Ya habían pasado muchos años y estaban en el slump de las Flores. Ya no había más ataques desde la finalización de la estadística. Ningún policía tenía mucho ánimo en buscarlas.
Vio la alerta en la computadora. Era el cumpleaños número 10 de Dennis, la hija de Susana Gálvez, de Lupe, de Miosotis. Siempre se elaboraba una vigilancia especial en los concurrentes de la fiesta. Especialmente en las mujeres. Aunque entendía que el poder económico que se suponía tenían hacia que ella pudieran disfrazarse prácticamente de lo que les diera la gana. Ya lo habían hecho con Tiburcio García. Ya lo habían hecho con el padre d Jairmur.
Haría un intento. Nada en profundidad. No quería amanecer destazado en su cama. Tenía 2 hijos en la Universidad. Y ya estaba también por jubilarse. La edad perfecta para ser un policía víctima de las Flores.
Fue hasta su Patrulla Opel Insignia Eléctrica. Lentamente se incorporó a la Avenida. Quedo justo detrás a un Bufori Geneva Diesel eléctrico Teptronic.
-Eso se llama dinero—dijo admirando el clásico diseño del costoso vehículo. Arrancaron ambos y el lo adelanto. Quedó justo al lado del vehículo en el próximo semáforo..
Miro. Evidente. Vidrios ahumados y blindados.
Un pajarote con mucho dinero—murmuró, acelerando su vehículo al cambiar la luz a verde. Tenía cosas más importantes que contemplar un vehículo que costaba más que su sueldo de toda la vida.
                                                                                       I
Miguel tenía un nudo en la garganta. Su hija cumplía 10 años. Veía la sencilla fiesta. No todas las madres del vecindario querían que sus hijos tratasen a la hija de una tan especialmente famosa madre.
Hasta ayer no había tenido ni un centavo. El alquiler, los remedios que de por vida debía tomar. Había tomado dos turnos seguidos de fin de semana para tener algo más de liquidez. No terminaba de aceptar ni creer que Lupe era lo que era. A pesar de haber leído todo el expediente, de haber visto las fotos y videos de las víctimas y mucho menos el que ella, tan frágil, bella y hogareña, fuera parte  del grupo  que destruyo la banda completa de Papa Dios y a el mismo con una facilidad pasmosa. Cosa que no había podido hacer la DEA,LA CIA,EL FBI, La Policía Nacional Española, La Policía Federal de México y la Nacional de Colombia.
Un médico con una larga bata le había dicho que tenía una letra X o Y de más en el Coco. Él le había dicho que se la quitaran para que Lupe volviera a ser normal y preparar tortillas y tamales picantes. Ellos le explicaron que quitarle esa letra era más difícil que logar que un chavista trabajara.
En definitiva, por esa letra era que a su mujer se le saltaba la cadena de cuando en cuando y en el ínterin mataba medio planeta.
Él no era como Jairmur que le tenía miedo a su esposa. El caso era que Lupe aparecía y desaprecia , por culpa de esa letra Cromosonoyoquese Y de más.
Siempre le suplicaba que tomara aspirinas o un buen purgante para que le bajara esa extraña fiebre o botara esa letra de más. Pero volvía a desaparecer.
Confiaba que aparecería en el cumpleaños de la niña. Ella siempre preguntaba de viaje y el le explicaba que por culpa de esa letra ella tenía que estar lejos. Pero que en cualquier momento vendría.
La fiesta de cumpleaños era sencilla y en realidad estaba bien provista. Claro. Ayer mismo cuando se levantó, tropezó con su pie descalzo una caja de zapatos. Cuando la abrió estaba llena de billetes de 1000 Rupias Hindúes.
El cumpleaños de mi hija --había  susurrado dicho cuando vio el contenido la caja.  
                                                                                           II
Magdalena Cortez 
 celebraba. Era Gerente corporativo de la región Norte de la Provincia de la Selva Sur. Si bien el petróleo estaba en plena decadencia, la biorefineria de la Cooperativa Tártago estaba muy activa. Los sembradíos Transgénicos de Plátanos, Aceite de Tártago, Maíz no comestible y Soya, junto a los pozos residuales de petróleos reactivados estaba en plena producción.
Unos 4000 inmigrantes Brasileños le habían dado fuerte  musculo  a la alicaída economía de la región. Ella fue la única que no coloco objeciones al traslado que se vio obligada a hacer cuando se descubrió los puntos de la esposa de Jairmur. Era ella la primera señalada y se sintieron con la obligación moral de ofrecerle un puesto, que seguros estaban no aceptaría.
Se equivocaron. Lo acepto y ahora había hecho crecer hasta estar en un confortable edificio de 5 pisos . Tenía su apartamento. Tenía su  Saipa 142 Diesel eléctrico y las inmensas ganas de saltarle a un hombre encima y hacer desastres por 5 días seguidos.
Salió tarde en la noche. Vio el Bufori pasar.
Pronto tendré uno igual o algo mejor. Quizás un Citroën 9 –dijo para nadie.
Manejo por la única calle principal Su edificio quedaba justo en la entrada o salida del pueblo, según quisiera vérsele.. Le gustaba pues tenía una bella vista del rio y de la carretera serpenteando que se perdía en medio de la imponente selva que se desplegaba al final de la amplia sabana donde estaba el pueblo.
Adicionalmente le gustaba su disposición, pues no se veía la biorefineria, ni los galpones comerciales ,ni las urbanizaciones obreras, exactamente iguales a las donde ella nació.
Llego a su edifico y la figura del hombre en la acera de enfrente le llamo la atención. Contemplaba el gran estacionamiento de Camiones Cisternas, únicamente alumbrados por las luces de carretera.
Ella detuvo el vehículo y descendió del mismo. Cruzó velozmente  la carretera y llego al hombre, absorto en ver los camiones.
¿Jairmur?.
El la miro. De momento no la reconoció. ¡Claro¡. Se había fabricado los pechos, el trasero, la nariz, el mentón y se reestructuro los labios.
Jairmur—afirmo la mujer acercándosele y viendo el deterioro del hombre—Si ere tu.
Él nunca lo entendió. Su sentimiento fue genuino. No era un capricho. Simplemente la loca Shannon era una ola imposible de remontar.
Jairmur reacciono con sorpresa.
Magdalena. Sí. Te recuerdo—dijo con sorpresa Jairmur. Esta entendió por el tono de su voz que su esposa no había logrado enloquecerlo. Era una buena señal.
¡Vaya que has cambiado¡-- dijo el hombre, reconociendo que estaba mejor vestida y ahora tenía bastante de todo y por demás.
¿Estás trabajando por aquí?. Yo conozco a todo el pueblo y no te había visto.
Recién llego. Me preguntaba si alguno de los camioneros necesita un ayudante.
¡que¡. Nada de eso. Tu eres un magnifico ejecutivo de banco.
Nadie me da trabajo. Sabes perfectamente porque.—exclamo el hombre sin dejar de ver los camiones.
Pues eso no va conmigo. Ven. Acompáñame hasta mi apartamento. Ahí te explico con más calma.. Solo necesitas actualizarte un poco.
No. No vine tan lejos para crearte problemas—dijo el hombre, entendiendo que había sido una muy mala idea venir hasta  el pueblo. Ahora no estaba tan seguro que era peor. Encontrar a Shannon o haber encontrado a Magdalena.
Vamos Jairmur. Yo hago lo que quiero. Ahora soy Jefe. ¿Quién quisiera venirse para aca, donde el diablo se murió de fastidio?. Pues esta misma—dijo con una provocativa sonrisa. La misma de siempre.
El hombre la siguió. De verdad estaba cansado y había vendido en la primera oportunidad la pick up para no dejar rastros.
…Mis cajeros son todos los aplazados en las evaluaciones trimestrales. Y a los que no les cuadraron las cuentas, pero no podíamos enviar a la cárcel porque tenían niños pequeños. Mi auditor es peligrosísimo. Y todos los de limpieza están en libertad bajo palabra…. Nadie va a decir nada a un hombre decente..
Pero es..
Empiezas mañana mismo..
¿Sigues casado?—dijo ella inmediatamente después que entraron en el edificio.
Hace 5 años me dieron el divorcio automático.
¿La has visto?—dijo ella cuando paso la llave del ascensor.
Tengo dos años que no la he visto. Pero sé que siempre está cerca. Aunque la policía me ha avisado que la ha matado varias veces..
¿Y es verdad?.
Cuando vea el cadáver lo creeré.
Entro al apartamento. Era bastante grande y se veían funcional y cómoda pesar del inmenso mal gusto que señalaba a una mujer sin ningún gusto.
Ella le sirvió un whisky en un vaso plástico.
Ello lo vio sentada frente a él.
Diablos. De verdad `, verdad que tiene muy buenas piernas. Muy buen pecho. Y no está fea. Cirugías…
¿Sabes?—dijo ella con un sorbo- tengo que agradecerle a tu Barbie chucky esto.
El la miro en silencio.
Cuando todo se descubrió. di por sentado que ella me mataría en horas. ¡Si acabo una banda en menos de un santiamén.¡
Jairmur le hizo un doloroso gesto con la mano.
Acepté este traslado. Era horrible. Esta avenida era de tierra. No había servicios públicos. La población bruta,chavistas,malandros y asesinos escapados. De repente los Brasileños llegaron diciendo que reactivarían los pozos petroleros abandonados y aquí estoy. Gano más de 50.000 al mes—dijo por el medio de la calle, parándose de la silla, para que Jairmur viera todo. Absolutamente todo.
Magdalena preparó una cena ligera. De verdad cocinaba muy bien. Jairmur la ayudo y conversaron de todo y nada, sabiendo que poco a poco irían preparando el escenario para lo que vendría después. Comieron y charlaron un poco más. Después ella dijo que estaba cansada y le arreglo un cuarto de estar que tenía baño. De verdad que Jairmur lo agradeció totalmente. Era la primera vez que estaba en una casa de verdad, después de muchos años.
Se desplomó en la cama, para después despertarse y sentir unos labios pulposos trabajando diestramente en su miembro.
Esto también está arreglado—le dijo ella entrecortadamente, llevando su ano a su lampiño sexo..
Horas después en la calle trasversal el Bufori encendió las luces y se internó en la carretera, rumbó a la selva…
                                                                            III
El vendedor de autos usados miro la mujer. Esta si que estaba loca. El auto estaba la mar de sucio y le habían dado duro. No le habían hecho el más mínimo mantenimiento…
De verdad señora. Ni vendiendo el negocio me alcanza para pagarle esa “lata”—dijo sinceramente el vendedor viendo nuevamente el auto.. Suspiro. De verdad que tenerlo era una reventa segura y ganancia..
La mujer lo miro y sintió su ambición. Lo material. Lo fatuo…
El auto es un acuerdo bastante enfermo y me suplico lo vendiera para darle a el lo que consideré conveniente. Para mí el no vale nada. Quisiera me escuche—dijo la atractiva mujer..
¿Cuantos kilómetros tiene?
30.000
Es que era tan bello. Pero estaba seguro que ella no aceptaría menos de 250.000 dólares. Quizás quitando un Pagaré en el banco..
Es de este año—le dijo la mujer para causarle un dolor adicional en la cartera del hombre.
El hombre negó con desaliento. Definitivamente ese no era su nivel.
¿Cuánto Quiere?—dijo el hombre preparado para oír lo peor.
Solo quiero esa camioneta—dijo la mujer señalando la  Dong Feng paladin
¿Qué?..Ah no…ya entiendo…es una trampa…---dijo el hombre soltando la carcajada---No amiga. Nadie me va a meter preso por intento de estafa. Con lo que vale ese carro puede comprarse una docena de estas camioneta
Yo sé lo que vale un Bufori y se lo que vale esa camioneta. Pero es lo que quiero hacer. Si quiere me graba por teléfono..—dijo la mujer enseñándole la llave electrónica y los documentos del vehículo.
No es necesario.. Con tal que firme el documento—dijo el hombre con dudas esperanza…
Pues es lo que quiero—afirmo nuevamente la mujer…
Bueno. Esa Dong feng está en buen estado.. Viene de un embargo…
La mujer hizo un gesto de corte con la mano.
Deme la camioneta y sus documentos.
                                                                           IV                                                               
Preparar los alimentos y transformarlos en comida tiene sus preciosas fases. Comprar los alimentos, después de haberlos visto, analizado su aroma, visto su color, sentir su lenguaje y disposición. Llevarlos a la casa, colocarlos en la mesa de cocinar ..Verlos nuevamente. Tomarlos uno por uno. Sentir su aroma en un ambiente íntimo y personal. Contemplarlos una vez más. Probarlos lentamente; mientras imaginaba la mezcla. ¿Quién cortaría primero?,¿Quién segundo?. Buscar las recetas con toda tranquilidad. Al final tomaría un poco de varias y haría otra. Quizás nueva. Quizás personal. Quizás la haría exacta. Comenzó a escuchar música e imaginaria que dirigía la orquesta.. De repente se detuvo en seco.. eso era trillado.. mejor era oír la música y desnudarse.. Cocinar sin nada de ropa,
Dudaba. Contemplaba los alimentos. Apunto a un sector. No por ahí no comenzaría. Empezó a cortarlos con precisión milimétrica. Era cuadrados perfectos, eran julianas perfectas en las cebollas. El misterio era hacerlas todas en corte perfecto. Para que pudieran ser colocadas y volver a armar la cebolla. Podía hacerlo y lo hizo. No importaba el tiempo que durase haciéndolo. Era disfrutar el mágico momento.
Comenzó a cocinar. La temperatura era exacta. Los utensilios brillaban en perfecta limpieza. Que no hubiese nada sucio. Ni una hoja.  Contemplo reverente y se vio cuando colocaba todo en la olla. En olla de barro. Así era más  personal y autentico el sabor.
Fue colocando la mesa. Los platos debían y tenían que estar absolutamente paralelos y tangentes. Igual  las servilletas. Extrajo una botella de Vino LA FARAONA y sirvió dos copas. La degustó, aspiro su bouquet y disfruto escanciar un sorbo. Luego les derramo encima de la comida, viendo el humo que produjo al caer en la Olla de barro. Tomo la botella y la vacío completamente. Así era.
Debía ser.
Algo alerto su atención. Giro sobre su cuerpo para ver a los cuatro hombres y a la mujer. Armados. Estaban entre sarcásticos y sorprendidos.  Apuntaron su cara.
Los miró. Claro. El portón abierto. La puerta principal abierta. La hora 2 A.M.
¿Dónde está el dinero?—pregunto el hombre, feo, tosco. Estaba drogado. Los otros también.
Apuntaban directamente su cabeza.
Yo quiero tirármela primero—dijo el otro poniendo una pistola en su cabeza y tomándola brutalmente del brazo.
Las aletas de su nariz se ensancharon.. Los aromas. Todos los aromas…..
Después sintió ganas de ir al baño. Si…luego comería. Miró pícaramente el rincón.. Era el ingrediente que faltaba. Fue casi un golpe de suerte. Un pedazo de aquí. Un trozo de Hígado de allá… Sonrió. .Después comenzó a reír. Con disimulo. Tapándose la boca…Pero no lo logro.-..El golpe de risa. La catarata de carcajadas irrumpió desde sus pulmones casi ahogándola..¡Que exquisito placer era reír a todo pulmón, sin límites, sin frenos, sin normas de cortesía. Era el complemento perfecto a su comida…No lo había buscado, no lo había pedido…pero le llego…la ambición, la maldad, la codicia…eran pecados capitales que no conocía.. Conocía.. Cocinar bien…aspirar el aroma de los olores en su nariz…medir la distancia…la velocidad.. El placer de matar…si matar…de agregar ingredientes para la comida…disfrutar bañarse….si…bañarse con sangre…shampoo…el cabello…
                                                               Capítulo  IV
Los años del liceo fueron muy buenos.. Desde el primer lapso académico, fue poseedor de un gran éxito con las chicas. Varias se autoproclamaron sus novias. Otras lo odiaban mucho. Principalmente porque él no quería pasar a otro nivel con ellas. Estaba en la etapa de jugar futboll. Soñaba con conocer a Messi. Soñaba fichar con el juvenil de Barca…¿Qué era lo máximo?. ¿Bailar on una chica?...No lo máximo era ver el clásico del Barca contra el Real Madrid y ganar.. Ganar.. Ganar.
Su madre pasó por varias etapas. Nunca apàrecia.El trabajo era muy lejos. Después se trasformó en que estaba enferma. Algo contagioso. Después estaba enferma y era algo peligrosos.
El creía que estaba enfermo. Su padre con una indisimulada cara de preocupación lo llevaba a un médico. A varios médico y lo obligaban a contestar test y buscar figuras en unas manchas de colores. Pero No...Él estaba sano. Pero de alguna manera nadie lo disgustaba en el liceo. Maestras y compañeros de clases lo trataban como si fuera de cristal y nunca buscaban enfadarlo. Primero le encantaba el consentimiento. Después con los años disfruto ser un chico normal, jugar, tener novias, pelear en la esquina y vivir tranquilo. Su madre se desvaneció. Pero aparecían otras cosas. Le aparecía dinero en un bolsillo. Le aparecían dulces. Aparecían libros, pantalones jeans nuevos de marca, perfumes...Le apareció una Brazzuca original. Tanto que fue a la iglesia a darle gracias a dios, púes lo tenía consentido a fuerza de Milagros.
La gran diferencia es que no vivía con su padre. Siempre estaba mudándose de refugios a internados. Siempre adaptándose a nuevos rostros, nuevos maestros, nuevos pueblos…
Ahora después de terminar el bachillerato su padre lo visitaba y se preocupaba más por él, lo visitaba a más regularmente. Tenía unos años con la misma mujer. Operada, chabacana, ordinaria y lo miraba con una sensación de asco, temor, odio. Era una cirugía plástica mal hecha de Sofía Vergara con Angelina Jolie.
Ahora tenía un hermano de su padre….¿De su madre?.. Silencio.
.Esa era la parte que Jairmur no sabía contestar. Tenía un vago recuerdo de estar parado en su cuna y una rubia preciosa cargarlo y bailar con él por todo el salón vacío. Trataba de recordar su perfume. No era uno caro. Era muy común. Pero el olor…sabía cuál era…
Con el tiempo lo supo todo. Leyó los periódicos. Era la época en que los exámenes eran esporádicos. Ya lo sabía. Querían saber si estaba tan loco como su madre. Era un tiempo en que tenía más suerte que nunca. Era una catarata de casualidades. Encontraba dinero en los sitios más inimaginables. Sin dudas era dinero de Jairmur para compensar sus sentimientos de culpa por no haber estado acompañándolo. Parecía que le molestaba ser su padre. Después no estaba tan seguro. El destino aprecia adivinarle todos los caprichos. Y en un santiamén estaba haciendo los exámenes académicos para iniciar el introductorio a la Universidad. Los visitas inducidas para saber dónde estaba todo. Los baños, los laboratorios, la biblioteca, los salones de clase. Las nuevas compañeras venidos de todos los rincones del país.
 Fue cuando decidió ser Administrador de empresas. Igual que su padre…No le atraía más nada. Fue cuando la vio. En la fila para pagar la inscripción del semestre. Ella caminaba hacia él ..Tan familiar como toda su vida. Tenía Heterocromia. Un Ojo verde azulado. Otro castaño. Inmensos ojos. Bellos.
Ella también lo miro. No pareció incomodarle su insistencia visual. Pero no le saludo…Se quién es. Es de toda la vida..¿de dónde?
Ella siguió indiferente. Era novata igual que él. No le haría el más mínimo caso.
                                                                             I
Jazmín tenía meses  con la misma actitud.
Día y Noche estaba parada en el extremo de la Pared de plástico .El iluminado pasillo solo podía verlo desde si colocaba la cara en la punta extrema de la pared, qué también era la misma pared final del pasillo.
Tenía horas con la cara pegada al plástico transparente.
No es que la comida sea mala. Y Sertorito sigue siendo un demonio en la cama…Pero ellos nos observan. Lo sé. Eso me encanta..39, 23,41,16 y 42..¿No es así? A ver...18,29,.33,5,12...Esa si es...¿Vistes?.. No se me olvidan... ¿i?¿M?¿tres?...ja. Es verdad. Ese programa a veces no me gusta. Sí ...El de entrevistas. Me parecen que inducen a la gente a las respuestas…Bueno. Los neumáticos Cooper  para mí son los mejores…igual que tú. Me encanta más el color de los dólares de Taiwan. Me gusta más...las aceitunas rellenas. Que sean picantes…La estadística. Voy a llorar—dijo riéndose con las lágrimas corriendo abundante por sus mejillas. De las tres ella era la única que lloraba…
Sabía que la cámara la vigilaba y escuchaba atentamente a todo lo que decía…
Miro hacia el punto disimulado a la cámara y comenzó a cantar una cumbia. Lentamente se fue desvistiendo y lanzo sus zapatillas a cualquier parte. Comenzó a bailar. Y completamente desnuda introdujo sus dedos en la vagina, mientras agitaba su pelo frenéticamente, después se chupo cada uno de los dedos y le lanzo un beso a la cámara…
                                                                      II
El Doctor Mendoza a veces pensaba que Rita Peralta Fingía. Estaba lucida a menos que el descubriera que tenía el periodo y ahí se transformaba en una loca común y corriente.  A veces las pruebas eran más que concluyentes. No tenía remedio. Solo lograba calmarse de cuando en cuando. Lo que si estaba seguro es que había logrado la forma de neutralizar los fármacos que le administraban. Los depresores y tranquilizantes. Parecía no hacerle efecto…Pero generalmente los remolinos de su peligrosa mente se desbordaban en causes incontrolados y había que sedarla y colocarle una camisa de fuerza. Entonces se volvía catatónica. Él sabía que era pose. Él sabía que era su silenciosa protesta..
Así mismo estaba justo en ese momento. Sentada en la silla frente a su escritorio. Fría. Distante. Sus pupilas no reaccionaban a luz. Y al igual que su actitud su temperatura estaba peligrosamente baja.
Fueron dos horas de contemplarla hasta que decidió que era suficiente. Se iría a la casa. Y a ella en silla de ruedas la llevaron a su celda. Víctima de sí misma. Víctima de los laberintos de su imaginación..
Se dispuso a ir a su casa y así lo hizo. Manejo lentamente su Gaz Chaika Diesel.

Vio el reflejo en su retrovisor de la luces giratorias azules y rojas. Miro y la moto le hizo el cambio de luces.
Detuvo su vehículo y al lado de su ventanilla se detuvo la moto policial. La agente le hizo señas con la mano que bajara el vidrio. Así lo hizo..

¡Por favor apague el motor—dijo secamente y se estacione enfrente del vehículo. El Dr. no pudo menos que asombrarse.
Descendió del vehículo. Parecía una chica amable .
Buenas noches Oficial—Dijo el Dr. viéndola. Le parecía increíble que después de 35 años conduciendo lo detuviese una patrulla. Nada de qué preocuparse. Tenía todo en regla.
Buena noche ciudadano—dijo la mujer secamente y viéndolo
—Quiero preguntarle algo. De qué color estaba la luz cuando cruzo en la avenida 10 cuadras atrás?.
Verde. Por supuesto…
¿Está seguro?. Porqué la cámara de seguridad dice otra cosa..
Pues yo…
¿Es daltónico?—pregunto sin mirarlo, mientras revisaba concienzudamente sus documentos.
No. Soy médico psiquiatra. Casi funcionario policial. Estoy a cargo del Asilo de enfermos mentales de alta peligrosidad San Yeralberth—dijo sin suficiencia, pero en el exacto tono de ...Yo conozco al comandante de la policía y esto, Ni que dios baje del cielo dejare de decírselo.
La Policía asintió. Era evidente que había entendido el mensaje. Le devolvió sus documentos y en tono más amable le dijo.
Todo está en orden. Es evidente que quizás hubo una confusión. A lo mejor otro Chaika, Pero. Antes de marcharse.. ¿Quiere abrir la maleta?
¿La maleta?. Seguro—dijo el hombre, ya fastidiado. La abrió de par en par..
Fíjese. ¿Está bien así?…
                                                            III
Rita se reía a mandíbula batiente frente al Dr. Mendoza.
Este impasible y controlado la veía, hierático e insensible, sentado la escrutaba fríamente. Mientras la joven reía y agitaba su pelo frenéticamente.
¿Entre los Jazmines y Azahares?—preguntó repentinamente viéndolo con una peligrosa mirada.
Es indiferente. Lo importante es que te guste su aroma—dijo el médico. Para hacer que la joven estallara un otra salvaje risa.
Ven—dijo el Dr. incorporándose y arreglándole el pelo, le hizo una bonita cola.  quitándole la camisa de fuerza—Ven.  Te tienes que poner bonita para tu esposo. Viene por ti.
¿Me va a traer tartaleta de fresa?—pregunto la joven, viendo fascinada al Dr.
Él te complace en todo—dijo el médico, llevándola por el brazo, mientras el guardia de la puerta se introducía en la caseta y se trancaba con llave al ver que la traía sin la camisa de fuerza---Pero si no se lo pediste anteriormente él no lo sabe. Te quiere mucho. Pero no es adivino.
¿Y los Yankees de New York van a ganar el juego?
Si el Pitcheo se sostiene después del 7mo inning es muy posible.
El Ford Mustang
Sebes que te gustan es el Chevrolet Camaro del 72 con motor Diesel eléctrico VM Motori.
¿Y las Pepsi?—dijo la joven ,casi ahogada de tanto reír, en medio de frenéticos movimientos, pero sin soltarse del Dr., que pacientemente seguía caminando sin soltarle el brazo..
Jamás. Únicamente Coca Cola y en un local Wendy..
                                                         IV
Jakhov vio la chica. Sintió una afinidad que lo golpeo como un batazo. Ella estaba sentada absorta en la clase. Las dos clinejas, demostraba un pelo negro liso, qué la hacía tomar el perfil de lo que suponía era el prototipo de una princesa Cherokee.
Era la clase de lógica. Fue repentino. Comenzaron a contestar las preguntas del profesor. Las acertaban todas. Dé verdad no le gustaba la idea de hacerse notar en un salón de principiantes. Pero es que no podía dejar de notarse con ella.
Como un idiota se encontró averiguando todo sobre ella. Estaba al día con la música rock progresiva. Tenía más de 4000 amigos en Facebook y en Twitter. Su hachtack se movía de verdad. No podía dejar de buscarla. Le pidió amistan en Facebook casi sin cruzar palabras con ella. Se hizo el encontradizo en el autobús escolar. Le encanto que ella vivía a apenas 16 cuadras de su residencia. Rápidamente descubrió que era competitiva y le gustaba estudiar de verdad. Era una absoluta “Divergente” y lo único que le faltaba el Arco, para ser una autentica Kathy Evending.
Cuando empezaron a salir, ella le dijo que la causa de esas llamadas tan tarde era un chico que se había quedado esperándola en la capital.
Era hija de un próspero distribuidor de repuestos Tata Motors de la capital. No se sintió mal cuando vio nuevamente la chica con Heterocromia. Fue una tarde cuando se disponían a estudiar en el parque. Ambas estaba ya instaladas y conversaban animadamente. Un auténtico reto se presentaba ante él.
                                                                      Capítulo V
Con amplio disgusto el agente Roberto Barinas contempló los dos cadáveres. Aunque siempre estuvo seguro que eso pasaría. Miro a Jazmín, Rita Peralta Los dos cadáveres no presentaban signos de violencia. Habían estado todo el tiempo bajo las cámaras de vigilancia y repentinamente él se desmayó, y  ella por unos instantes estuvo viéndola e inmediatamente se desplomo. El Dr. Mendoza había tratado inútilmente de revivirlos. Pero fue imposible. La autopsia diría cual fue la causa de la muerte. Por lo pronto Mendoza había ordenado tomar muestras de los alimentos. Dé todo para descartar.
El policía se apartó, púes llegaron los de la ambulancia del forense. Miró como los introducían y no pudo menos que no poder entender. Ella mato al catire hijo de Papa Dios, mato al ayudante del inspector siendo casi una niña, a un sacerdote católico al cual corrompió, asesino delincuentes de todo tipo y ahora había la sospecha q había envenado a su esposo y se había suicidado. Comenzó su carrera criminal a los 15 años ...Ahora a los 42 años  decidía poner punto final de la manera más abrupta posible... Más de 15 años de casada con rada y se lo llevo.
El Inspector decidió que no seguiría a la ambulancia. Ya tendría tiempo para ir a la morgue. Le interesaba sobremanera el informe.
Mendoza anuncio que se retiraba y paso por un lado del policía. Este dio un respingo.
Sería muy profesional. Pero hedía a podrido. Ese hombre no se bañaba. O tenía quien sabe que enfermedad. Podrido era poco.
Barinas lo vio irse en su viejo Gaz Chaika por el camino contrario a la morgue..
                                                                       I
Todos los expedientes de Rita Peralta, Emma, Jazmín o Diana Lotz fueron eliminados. Por fin, pensó con un cansado gesto cuando todo fue llevado a la sección de casos sin resolver. Al menos este si estaba listo..
Debía buscar a los familiares de Rada. Por algún sitio debían estar las direcciones. Tenía una hermana, que la sección de personas desaparecidas habían encontrado  y le habían dado la noticia. Más que triste estaba indignada, por la terrible decisión de su hermano de casarse con una psicótica de extrema peligrosidad.
Rita se había desvanecido, al igual que la posibilidad de usarla como carnada para atrapar o asesinar a sus cómplices..
Llego a su casa. No estaba satisfecho. Una negligencia muy grande se avizoraba en la investigación. Este Dr. Mendoza debería dar muchas explicaciones. Mañana buscaría la manera de acercársele e interrogarlo.
En la madrugada dormía  profundamente. Su esposa estaba tan acostumbrada a dormir sola, qué le era igual que estuviese o no. Si sonaba el teléfono y él se levantaba de madrugada. Ella ni cuenta se daba.. Si hubiera sido un infiel, pues habría tenido todas las oportunidades.
Descolgó el auricular y escucho casi dormido.
-Que sea importante—dijo a quien fuera al otro lado.
El cadáver de Rita y Sertorio habían desaparecido de la morgue. Las cámaras no habían registrado nada y allá todo era un caos.
Maldita sea.—masculló el hombre—se volvió a escapar…
                                                                   Capítulo VI
Dennis ya estaba en las pasantías de la Universidad, antes de graduarse. Competía en el grupo que luchaba por los máximos promedios académicos, así que empleo estaba más que garantizado.  Estaba con el deseo de introducirse inmediatamente en un post grado. Le atraían las inversiones financieras. Y es que tenía ya casi los 5 años de carrera trabajando en ello.
Ahora, próxima a cumplir los 22, una larga fila de enamorados solos, pretendientes luchando por sus favores y otro grupo esperando que cualquiera perdiera puntos para lanzarse al ruedo le hacían reír, fastidiarse, emocionarse y estar agradada de tantos obvios regalos y ofrecimientos. Y es que no podía negarlo. Era una flaca bonita, con bastante de lo que no tenían las flacas. Pero siempre había alguien que en silencio estaba parado sin decir nada. Sin hacer nada. Dando vueltas por ahí. Su mejor amigo. El  novio de su íntima amiga Sara.
Hoy su amiga Sara la había invitado. Era una reunión estudiantil de cervezas y música tecno. La típica fiesta que aprovechaban los empresarios para enviar los scauts buscadores de alumnos con promedios para colocarlos en las empresas. Todos sabían de dónde venían las inmensas cantidades de cerveza Polar.
Una mesa de pasapalos, hielo, cigarrillos y el contrabando. Cigarrillos de marihuana sin olor, de crack y pipas de vidrio..
Vio la mujer. Hermosa. Bella. Tenía 4 años trabajando para ella. Había ganado dinero. Se lo pagaba semestralmente. Sabía porque estaba ahí. Impediría otra oferta  de la competencia para ella.
Vio a Jakhov bailando una balada con Sara. Sé sintió traidora  .Siempre fue una muy mala idea. Eliminó el pensamiento. La mujer estaba junto a ella.
¡Vaya que tiene un cuerpazo¡-- pensó, tal como lo hacía desde tantos años atrás.
La mujer le sonrió. Enigmática. También era el tiempo que le pagará. Tenía muchas comisiones atrasadas.
No me había dado cuenta. Pero eres muy popular en  el Facebook de la universidad.
Uno hace lo que puede—saludo a su vez…De verdad sería bueno que le pagara. Estaba más allá de los limites rojos de la indigencia..
Sabes que he venido a pagarte. Y a darte un anexo de la comisión. Digamos que es un estímulo  que da la empresa—le dijo, enseñándole con disimulo un cheque.
Me hubieras hecho una transferencia.
De acuerdo…Pero siempre hay un buen motivo para charlar. Tenía que traerte un pequeño presente.
Camino detrás de la mujer en medio de la batahola. Llegaron al estacionamiento y vio el auto. Era imponente en medio de los demás. Un exagon furtive. electrico 

Es un medio que da la empresa. Dijo la mujer abriéndolo y sacando una botella de vino LA FARAONA.
Podemos brindar—dijo la mujer, sirviéndose en dos vasos Ella tomo el vaso. No importaba que fuera de cartón..
--¿Estas enamorada?
Si—acepto la muchacha bebiendo un sorbo..
                                                                  III
El Policía había detenido la Radio patrulla Pick-up Dong Feng Diesel eléctrica.

Vio el grupo de personas y los niños silenciosos al borde del bosque. Su labor seria cuidar la escena del crimen, mientras llegaba lo de Escenas del Crimen.
Tenía muchos años en eso y era evidente que era un crimen cometido muchos años atrás. En la época en que la carretera era de tierra, y no había banco ni luz. No tenía brazos ni piernas. Y la cabeza no se encontraba. El ADN hablaría. Pero a estas alturas el asesino tenía muchos años de haberse librado de la persecución…Fue en la época que llegaron los primeros brasileños y no había nada de control…Seguro que fue alguno de ellos—dijo haciendo guiños al terrible sol...
                                                                      IV
Jairmur vio sus canas tempraneras. Por un momento respiró tranquilo. En esos años había prosperado. Su hijo cumplía  años y de alguna Manera Magdalena había hecho el esfuerzo de no ser la tosca y ordinaria, falta de educación de siempre. Estaba disfrutando su casa ..Nueva. Tipo Country. Vecinos Hindues,Thailandeses,Franceses..casi todos profesionales. Conocidos. Eran clientes del Banco. Aunque ahora habían otros bancos. Ellos fueron los primeros y marcaban la pauta. El que pega primero. Pega dos veces..
Le hubiera gustado que las cosas fueran diferentes. Que Fuese Shanon. O Kristal. Ahora sabia como se llamaba.. Lo dijo el presentador de Los Más Buscados. Ellas ya tenían muchos años estando en el tope de la Lista. Salía Rita Peralta de la lista. Su suicidio abarco mucho centimetraje de prensa.
Ahora estaba en los días de la graduación de su hijo.. Suspiro. Debía conformarse. Aceptaba su destino. No amaba a Magdalena. Pero era un compañía bastante aceptable. Cocinaba demasiado bien. Tenía un cuerpo espectacular y hacia el amor con imaginación y alevosía..
Pronto tendrían que viajar a la ciudad donde estaba la universidad de su hijo. Dormía profundamente. Soñaba que Shannon, bella, frágil lo besaba.
El chillido lo llevo a la realidad. Despertó con el corazón a doscientos kilómetros por hora.
Estaba ahí—gritó histérica Magdalena—Esa maldita estaba ahí. Estaba sentada en el suelo. En la oscuridad. Tenía un inmenso cuchillo en la mano.
Jairmur se levantó como un resorte y encendió las luces.
De verdad que a estas alturas ya no le tenía miedo. Si hubiera venido a matarlo, lo hubiera hecho ya.
Su hijo Andy Tim parado en silencio, descalzo en la puerta del cuarto, somnoliento miraba sin comprender.
El llamó a la seguridad de la urbanización. Llamaron a la policía. Las cámaras de vigilancia no señalaban nada. 5 Patrullas con policías armados de ametralladoras. Traían perros rastreadores para introducirse en el bosque. Era un oportunidad de matar aunque fuese a una de las dos.
Jairmur vio todos los movimientos.
¿Estas segura?
Estoy seguro. La vi perfectamente. Tenemos que mudarnos.
--No hay donde esconderse. No te quiere a ti. Ya lo hubiera hecho. Quiere hablar conmigo. Es por la graduación de Jakhov.
Señor. ¿Puede venir a su garaje?—le dijo un policía . Caminaron protegidos por tres policías con las armas en la mano.
Mire—dijo el policía señalándole su Byd Denza eléctrico
.
Un costoso ramo de Magnolias estaba en el capot.
Jairmur lo tomó y lo estrello con furia en el suelo.
Ya se fue. Está lejos—les dijo el hombre a los policías..¿Hasta cuándo?..¿Hasta cuándo?...
                                                                           V
Sara
compartía la sensación que el tiempo había pasado demasiado rápido. Tenía el sentimiento de lamento que terminara la época de la  universidad. Temerosa ante la nueva etapa de su vida, le asustaba la rutina que se le venía encima. Recordó que la novia del estudiante no era la novia del profesional. Caviló con la misma duda.. Jakhov le había dicho que le gustaría irse para la academia de policía.. Entonces. ¿De qué había valido todo ese esfuerzo?. Tanto desvelo. Tanto sacrificio. Se suponía que introduciría curriculum en el banco donde laboraba su padre y su madrastra. También calificaba con creces para las becas de post grado. Pero aparentemente no le causaba interés.
Ahora la tensión emocional que se cargaba cuando estaban los tres era casi sólida. Jakhov tenía esa extraña fascinación de amigos íntimos.. Ellos se entendían demasiado bien. Estaban de acuerdo en todo. Se sintió celosa.
                                                             Capítulo VII
Miguel hizo el segundo turno del sábado. Estaba cansado. Vio el Bar. No era una buena calle. No era un buen bar. Vio la hora 11 de la noche. Tampoco era buena hora..
Quería una cerveza Bavaria extremadamente fría. Solo una. Después caminaría a casa. El fresco de la noche le hacía bien. Aparte de ahorrase los 1200 wons del pasaje.
No era una buena época para él. Una casa pequeña, sin calefacción, ya no tenía su adorada camioneta RAM Charger.
El bar es oscuro, y estaba casi vacío. El típico bar de delincuentes y de zoquetes que querían ser víctimas.
Se tomó dos cervezas seguidas. No podía permitirse más.
Salió a la calle. Era más que oscura. Ni un alma.
Camino con tranquilidad. No tenía nada que quitarle.
Oye COJO. ¿Tienes fósforos?—dijo la voz desde la oscuridad.
Él se detuvo. No vio a nadie.
No. No fumo.—dijo y apuro en algo el paso.
De la penumbra se irguió un hombre y le descargo un derechazo en, medio del pecho.
El golpe lo hizo trastabillar. Cayó al suelo.
Oye manco—le dijo la misma voz, acercándosele y levantándolo por las solabas de su raída chaqueta. Cuando alguien te pida fósforos .Mejor los sacas. Por qué te pueden dar con una pala como esta-. Le dijo enseñándole un inmenso puñal cerca de su mejilla
No tengo dinero.—atino a decir—déjenme en paz.
¿No tienes dinero?—Pero si tenías para beber aguardiente en el Quinto Malo—le dijo el hombre empujándolo y golpeando su cabeza contra la pared.
Le revisaron la cartera. Solo sus documentos. Ni un Dólar.
¡Ufff. Este podrido no tiene ni un arroz—dijo el otro delincuente batiendo la cartera con furia en el piso. Lo revisaron rudamente. Nada.
¡quémalo¡.¡detónalo ya¡ pa` que aprenda a tener dinero cuando nade de noche—dijo el hombre sacando un volver y apuntando la cara de miguel.
Miguel se cubrió la cara con su brazo. Por fin terminaba todo. Sin Lupe la vida no le importaba ya. Gracias a dios su hija ya estaba por graduarse y podía valerse por sí misma.
El ladrón presintió y giro sobre sí mismo. Disparó sin apuntar. El dedo índice de la mujer entro completo en el ojo izquierdo del hombre, haciendo que este lanzara un chillido de muerte. La mujer agarró el hombre y se cubrió con él, para que recibiera los disparos que el otro hizo. Ella tomó el arma y con la misma mano del muerto disparó en la boca del otro, que se desplomó. El tercero no lo pensó más y huyó. Con tranquilidad ,ella apartó el cadáver. Tomó la pistola del otro y disparo. Acertando  en cada pierna.
El hombre se desplomo. Ella camino lentamente. Tranquilamente. El hombre se arrastraba en el piso tratando de huir.
¡No me mates¡. No me mates—suplicaba el hombre, viéndola como ella se detuvo en silencio y lo miraba.
La mujer se quitó los zapatos y tomo uno. Era caro. De inmensos y finos tacones de acero. Se sentó encima de él y coloco el tacón en el corazón e hizo presión…..
El hombre convulsiono y quedo inerte. Luego ella lentamente, sin prisa, sé acercó. Miguel la miró. No podía hablar. Se orinó. Lloro. Hubiera preferido que lo mataran.
Ella lo tomó en silencio y le dijo..
¡Shhhh¡. No hables. Debemos ir a casa…no te preocupes. Ya no necesitas andar de noche más..
                                                                                   El agente Roberto barinas vio los tres cuerpos. Uno boca arriba, otro a medio metro y otro a 5 metros. Dulce de Coco, El Gordo Faquir y Boca de trompeta. Tres lacras, drogadictos, atracadores, chavistas.. Tres basuras menos en la comunidad. A uno le vaciaron el ojo, otros con tres tiros en la boca con precisión milimétrica, y el otro con un disparo en cada pierna y un hueco en el corazón.
Si alguien vio. No hablaría. La comunidad estaba demasiado contenta por tener más paz y tranquilidad.
Señor.—le dijo un uniformado—aquí hay alguien que vio. Pero dice que quiere “fuerza”.
El policía lo vio. Un taxista. Estaba bajo palabra.
El hombre ..Era un gordo..
¿El asesino?..
No ..La victima. Ellos lo atracaron.
¿El los mato?..
No.
¿Quién entonces?.
Una mujer. La vi desde lejos. Con estructura..
No divagues. Dime como era..
Bonita. Se le veía un cuerpo bonito. No vi su cara. Es de pelo largo…
¿Es del ambiente?..¿Andaba con el gordo?..
No.. el caminaba solo. Ella ..No sé de donde salió…No es del ambiente. Yo las conozco a todas y hubieran ayudado en el atraco..
El hombre extendió la mano..
El agente sacó un billete de 10000 pesos colombianos. Era una información que no servía.. ¿una mujer asesina?...
                                                                          II
Dennis disfrutaba su trabajo. Sabía de donde venía el dinero. Sabia en que se invertiría el dinero. Sabia para qué era el dinero…no le importaba hacer tantos sacrificios para ir a la oficina. No se cansaba. Disfrutaba manejar el auto que la empresa le había asignado. Era como para no retirarse nunca.. Y es que ella no tenía el más mínimo motivo para hacerlo.
No permitía que Sara y Jakhov la vieran con ropa de trabajo. Y muy poco llevaba el  Exagon Furtive Eléctrico a la universidad. Ya había ganado 15000 dólares en comisiones. Y era el tiempo de cuidar un poco más a Miguel…su padre….
Aceleró el coche ..tenía una larga carretera por delante. Solo tenía 21 años. En días un título. Dinero. Un auto asignado y un hombre que le gustaba mucho…un hombre que le gustaba mucho…
                                                                        III
¿Te gusta?..¿Crees que la llegues a amar?
Sí. Me lo he negado todo este tiempo. Pero es muy difícil luchar contra este sentimiento.
--Tienes que aceptarlo. No es difícil. Tampoco un delito..
Para mucha gente sí.
No para nosotras..
El la miro. No dijo nada y sorbió el whisky.On the rock. Como debía ser..
¿Se lo dirás a tu novia?
No. No pienso dejarla. La amo también. Y demasiado. No puedo pensar dejarla. Ni por un instante.
Eso tampoco es un delito..
Las amo demasiado. Cuando estoy junto a ella pues ocupa todo mi ser. Cuando estoy con la otra pues no hay espacio vacío dentro de mí. Cuando estoy con las dos, soy el dueño del universo.
La mujer lo miro. Se levantó de la silla y lo dejo solo. Inmerso en sus pensamientos.
                                                                  IV
Sara sintió un escalofrió. Dennis era un ser diferente. Con una crisálida había desplegado sus deslumbrantes alas y se mostraba en primavera . Ella notaba que Dennis trataba de presentarse igual. Se vestía con su misma ropa vieja de estudiante. Pero su perfume era diferente. Su corte de pelo era más cuidado, y a veces con disimulo extraía un HTC especial.
Lentamente mostraba las huellas de su nuevo trabajo. A veces aparecía en el estacionamiento de la universidad, y siempre conseguían a 5 tontos con la boca abierta contemplando el auto en el estacionamiento de estudiantes, al lado de puras chatarras. Dennis nadaba muy bien entre las exigencias de su trabajo y el exigente último semestre de la facultad.
Sin decirlo habían luchado por pertenecer al mismo equipo de trabajo. Aunque no lo habían logrado, buscaban estar juntos lo más posible.
Ahora Jakhov estaba junto a ella en cada instante, parecía buscar reafirmar algo entre los dos. Aceptaba que Jakhov seguía enamorado de ella. Pero no tenía la menor idea en que escala estaba. Ahí estaba Dennis parada en silencio. Diciendo que si a todo, dejando su presencia en cada cosa. No podía competir con ella, por la sencilla razón que ella era la legal. La que él decía que era su único amor. No podía hacer más nada. Tampoco discutiría ni pelearía con Jakhov. Era demasiado joven para hacer eso.
Una lagrima cruzó su mejilla. No. Eso No. No podía enredarse la vida  con eso. Su tesis de graduación era complicada.
Sus pensamientos se congelaron cuando vio llegar a Jakhov y Dennis. Íntimos. Perfectos. Bellos. La pareja ideal. Lástima que ella estuviera en el medio.
Venían riéndose y quedaron cortados al verla. La naturalidad era lo mejor. La victima debía esperar que los culpables declararan. Dennis fue la primera. Se acercó y la abrazo con su misma ternura de siempre. El amor de su amiga más preciada.
Hoy hice una compra para la empresa. Adquirí acciones de Peugeot Dong Feng; claro en mercado de remate. Pero la ganancia es estable y duradera.
Esa era la rutina entre los tres. Informar primero de los estudios, del trabajo, dela familia y finalmente de los tres.
¿Qué tan buena es la comisión?—pregunto ella.
El 0.005%
¿De?
Bastante—dijo ella con entusiasmo. Me gane 17000 dólares de Taiwán
550 dólares en un día—completó excitado Jakhov.
Por eso nos vamos a celebrar.—dijo en la misma ola Dennis.—A eso venimos a buscarte. Vamos a e ser unos locos. A la playa..
Sara se relajó. No debía dejarse atrapar por los fantasmas. Todo estaba bien.
15 minutos después Sara manejaba el Exagon rumbo a la playa. No importaba que el día estuviese nublado y que fuesen casi las 5 de la tarde. Eran ellos tres y pinto.
Compraron y pagaron los mismo de siempre; según la costumbre. Entre tres. La diferencia .Un Exagon. La diferencia. Los tres lo sabían.
Estuvieron un silencio viendo el sol caer y la brisa refrescar. Mientras tomaban un largo trago de whisky de la botella, Sara vio por un instante el brillo de la mirada de Jakhov y sus fantasmas volvieron a atacarla..
Por eso Jakhov se quedó en su apartamento. Apenas entraron, el la cargo ,llevandola a la cama. Sin bañarse. Con besos de desesperación. Con hambre. Hambre genuina de su cuerpo flexible y divino. Para reafirmar lo que se creía pedido y ganar lo que se podía ganar.
Te amo demasiado Sara Collins—dijo finalmente el besándola de una manera nueva. Natural. La de la pareja estable. La del hombre que se va a aquedar.
Sara guardó silencio. Sabía que Dennis estaba en la cama entre ellos. Casi podía sentir su aroma.
--No sé qué hay afuera. De verdad. Pero quiero descubrirlo contigo.
¿No tienes miedo?—pregunto ella descansando agotada sobe él.
Contigo no. si me acompañas no.
¿Me engañaras?.
Con Megan Fox y Cristal Lui Yui Fei.. Sabes perfectamente  que estoy enamorado de ellas.
Sonrió en la oscuridad. Esos eran los términos. Los fantasmas son fantasmas porque van y viene. A él también le tocaría su momento.
                                                            Capitulo VIII
Dennis estaba en el restaurant. Almorzaba con la mujer. Era impresionante la sensación de familiaridad. La mujer le sonrió con la misma simpatía de siempre. Se parecía a los recuerdos de su madre. A veces tenía la sensación de haber vivido en el campo. Era algo innato. Definitivamente no le gustaba la ciudad. Su padre a veces le enseñaba fotos de su madre. Casi una niña. Preciosa. Con una mirada picara y atrevida, envuelta en un rostro soñador. Se veía que era inteligente y preparada.
El agente de la bolsa de valores me dijo que me habían aprobado las ventas de prueba. El examen de certificación es este domingo.
¿Te gustaría vender seguros?.—pregunto la mujer sin dejar de escrutarla como siempre.
La pregunta la tomó de sorpresa. Todavía no había entrado en su nuevo negocio y ya la estaba empujando a otro. Así fue cuando comenzó. Fue insistente. Fue incisiva y lo logro. Era batallar contra una pared irrompible.
No sé—se defendió inútilmente—me siento que abarcaría muchas cosas. Es casi como vender anway, Avon y tuperware.
Yo lo hice. Me divertí mucho—dijo calmadamente la otra.
Volvió a los recuerdos de su padre, mientras comían en silencio.
Su padre le había dicho que todo era una trampa. Que le habían metido una letras X en el cerebro. Debió haber sido cuando fue hacerse su Papanicolaou anual.
El mesonero se acercó y  les indico que era invitación de la dueña. Que no pagarían..
Dile a Leticia—dijo familiarmente --que si no me cobra no vendré más y se lo diré a su hermana.
El hombre asintió.
La mujer sacó una paca de  billetes de 1000 rublos
 y los dejo encima de la mesa.
--Es cuestión de iniciar los trámites—dijo la mujer dando por finalizada el almuerzo y la conversación.
Ella suspiro. Por un momento se vio como el pato Lucas, desesperada vendiendo lo que sea casa por casa. http://youtu.be/0rIwRtjM_Tk
La imagen casi se hizo 3 D entre las dos. No pudieron dejar de reír.
Se distendió…Es demasiado familiar…Jakhov..¿Jakhov?..Es el novio de Sara.
                                                                      Capitulo IX
La carretera era solitaria . Así era a cualquier hora del día. La camioneta Dong Feng  estaba con su cajón trasero al aire. Inútilmente trataba de salir de la cuneta. Le sería difícil. Era 4x2 y sus neumáticos delanteros habían estallado.
Aceleraba violentamente para salir, pero no lo conseguía.
La camioneta vieja y oxidada se detuvo. Los hombres descendieron y vieron el inútil maniobrar de la mujer.
--Oiga señora. así no la va a sacar más nunca—le grito el hombre. Ella descendió.
Vaya que era bonita. Mostraba una postura entre duda y desconfiada.
Los hombres buscaron una gruesa cuerda de nylon y en un santiamén recataron la pick-up.
Listo.
¿Cuánto les debo?..
Por favor. Nada—dijo el hombre disponiéndose a marcharse.
Ya no quiero esta camioneta—dijo la mujer haciendo un puchero.
Los hombres volvieron sobre sus pasos. La revisaron. Nada. Solo los neumáticos desinflados.
¿Tiene refacción?.
Sí. Creo que tengo dos.. Dijo la mujer.
 La ayudaremos.
No la quiero más—insistió la mujer.
¿La quiere vender?.
Se las cambio.,
¿Qué? Oiga señora. Mi camioneta es de hace 15 años..
Se la cambio..
Horas después la mujer manejaba. El motor tenía un ruido de golpe muy feo y pendía intermitentemente una luz roja de recalentado. El tren delantero vibraba haciendo que el volante temblara y tuviera un juego de cualquier manera. Era automática y una Grand Charger. La había buscado por meses. No igual. No en el mismo estado. Pero las cosas debían volver a la normalidad..
                                                                              III
Las cabezas rodaban..la sangre brotaba a borbotones…se bañaba en ella…honores…lagrimas…camino en una calle y se monto en una carreta de cadaveres… ahora si se…las acciones…muy bella…hacer el amor..sucio..bello…Jakhov..¿Jakhov?..te amo..¿me amas?..yo lo se…el era el asesino..ella era la asesina..la mujer bella es mla asesina.. nyo si soy la asesina..mentira….yo soy la victima..
Se desperto asustada.Los pezones le dolian…lo sabia.lo sabia.
                                                                               IV
A pesar de tener que cumplir la ultimas clases Jakhov decidio sentarse un rato en una plaza. Era un terrible dilema.No sabia si podia vivir con eso. Le era casi imposible de aceptar que amaba con igual intensidad y deseo a dos mujeres.No era un caprichop.Se consideraba lo suficientemente equilibrado para entenderlo. Se recriminó que a vecs haccia el amor como una prueba.Esta ultima vez fue el colmo de los intenso,intimo y pasionalAmaba a sara en niveles superlativos…
                                                                                V
Manejaba el Exagon. Le encantaba hacerlo. Era experta choferesa.se mantenia muy estable a 215 kilometros en las infinitas y solitarias rectas. Sentia que el estaba a su lado. Que una infinita distancia los separaba.era verdad.estaba sola. Ella se habia dado cuenta.El lo sabia.Sara tambien.No sabian manejarlo.
Suspiro.La atacaba nuevamente el recuerdo de ese errro.
Estaban en tercer año de la carrera. Los tres libres y felicies.Sin un centavo. Encontyro a Jakhov solo y angustiado.sara se habia marchado urgentemente a la capital.Su padre habia sufrido un severro ataque cardiaco y estaba grave. Era obligatorio ir y apoyarla. No tenian dinero.Hicieron auto Stoip.No tenian donde quedarse.Unos amigos de la familia de Dennis ,por parte de Miguel su padre; se ofrecieron a apoyarlos a darles alojo.Eso fue lo que ella le dijo. Llegaron muy tarde en la noche.La habitación era un minimo cuarto en el desvan.una cochoneta apena.Estaban cansados.Sin bañarse.Comenzo a hacer un frio espantoso..Ella era tibia y fragil.El sin querer la abarzo.No lo buscaron.No pudieron refernarse.Se olvidaron de todo.Se besaron.Cais ni se desnudaron.Fue una pasion silenciosa,culpable.En la mañana.trataron de no verse, de no tocarse.Sentian que habian pasado una liena que mas nunca debian tarspasar.
Llegaron y encontraron a una Sara angustiada.Casi no se atrevian a besarla,casi no se atrevia a abrazarla.Sentia que la ensuciaba.Entregaron todo su amor. Toda su fuerza.Ella lo necesitaba .
El recuerdo de ese dia la ataco nuevamente.Queria mas.Se sintio sucia.No podia estar sola con Jakhov.Ella misma lo desnudaria y avida harian las peores cochinadas hasta quedar saciada.
                                                                     CapituloX
Dennis se decidio.Cortaria por lo sano. Empezo a alajerae. A aceptar invitaciones de hombres, estudiantes,profesores.Siempre presentaba una escusa.Su agobiante trabajo.Planificaba con entusiasmo mudarse lejos de Sara y Jakhov.Entrego el exagon y se compro un auto de estudiante.un antiguo y clasico fiat 2300 diesel automatico.
                                                                                II
Jakhov llego al restaurant. Era conocido entre los dueños. Siempre llegaba cuando estaba vacío. Sin mesoneros. Directo a la mesa que estaba en el medio del lujoso salón
La mujer lo esperaba. Degustaba una copa de vino La faraona. Había ordenado una copia de los famosos. DougieDog.
--Comida de estudiantes—le dijo a manera de saludo.
Sobre todo en nuestro comedor—dijo el sentándose y quedando enfrente de la mujer.
Los prepare yo misma.
Primera vez que viene con una peluca. Es raro..
¿Mi madre?.
Tiene gripe. Nada en particular
El probo una porción. Sin duda una chef de 5 estrellas. Era el genuino Dougie Dog, preparado con una salchicha bañada en Coñac Louis XII,  cubierto por langosta fresca, salsa picante, carne de res Kobe (corte de carne fino y exquisito), aceites de oliva y trufas. 
No quiero hacerlo.
La mujer dejo comer. Lo vio silenciosa. La pregunta no tenía por qué hacerla. Él debía explicarse.
No nos decepciones.
Las amo a las dos. Demasiado a las dos.
Lucha por eso entonces—dijo ella con serenidad, tomando a su vez una porción.
Es demasiado fuerte para mí.
Yo amo a dos. Con toda la intensidad posible. Nunca he estado dispuesta a ceder ni un milímetro en eso .Lo mío es mío, después es mío.
El inspiro. La mujer sacó una gran paca de billetes de 1000 coronas suecas.
Sintió que la entrevista había terminado. Un frio cortante se extendió entre ambos. La fría rabia.
Dejo la paca de coronas encima de la Mesa. Con cortesía hizo un gesto de despedida y salió a la avenida.
Amar a dos es cosa de familia—dijo antes de abordar el autobús que lo llevaría a la universidad.
                                                                             III
El hombre se contempló en el espejo. El flux le quedaba muy bien. Claro, era hecho a la medida.
Él no se había andado por las ramas. Le gustaba. Buenas piernas. Joven. Ya por graduarse. Así es que le gustaban. Pero quería lago serio. Una chica de poder. Nada menos que un Exagon. Por ahí andaba la cosa. De seguro un padre rico. Pero más que eso. Ella misma. Bella, deseable, inteligente. Combinaba bien con él.34 años y una chica de 21.La pareja perfecta.  No era hombre de subir los peldaños poco a poco. Los subía de 5 en 5. Y esa chica era para él. Esa misma noche irían a un buen restaurant. Y esa misma noche la llevaría a la cama. Palabra de honor. Así es que se sellaban los compromisos. En la cama.
Vio el reflejo en el espejo. Giro sobre sí mismo. Vaya que era una sorpresa,,,
                                                                                IV
Dennis despertó.
Otra pesadilla.2 hombres la estaban pretendiendo al mismo tiempo. Ahora los dos habían desaparecido. Se sentó en la cama. Algo húmedo estaba en ella. Quito violentamente las sabanas. Era un olor fuerte y denso. Encendió la lámpara de mesa. Se miró las manos. La sabana estaba llena de sangre. Sus manos también. Grito de horror y asco…Estaba horrorizada….
Sara y Dennis estaba acurrucadas juntas en el sencillo sofá. Dennis lloraba  silenciosamente. Sara lloraba por solidaridad. Ambas por Jakhov. Ambas como amigas que si lo eran. Dos hombres bellos, libres, con dinero se habían acercado. Y sin explicaciones se había alejado. Ni una llamada, ni una explicación. Habían competido con saña entre ellos y ella por un momento se ilusionó. Cada uno por su parte le había expresado que lo querían todo con ella. Ambas revisaron sus Facebook. No tenían movimientos. Llamaron al bufete propiedad de uno de ellos. No estaba. Tenía días sin ir. El otro era un vendedor de maquinaria  Gaz y Fotón. Debía viajar mucho. Pero su teléfono estaba desconectado. Igual su twitter y Facebook. Nada. Los hombres. Como no les dio lo que ansiaban. Se marcharon. Mientras lloraba la imagen de la mujer bella en el restaurant le era más fuerte. La conocía. Dejo de llorar. Debía averiguar.
                                     V
Jaimur había conversado largamente con su hijo por Skype. En acto de graduación seria en 16 días. Le aseguro vehementemente que iría.. Debía apoyarlo. En estos 22 años habían estado en un permanente peligro y ahora sabía perfectamente las demenciales costumbres de su enloquecida mujer.
Iría a la graduación de su hijo. Debía tomar precauciones. Tenía una nueva esposa y otro hijo. No sabía porque no los había matado.
¿Iremos?—pregunto con aprehensión Magdalena.
Sí. No puedo dejar solo a mi hijo en ese momento. Es el inicio de una nueva etapa. Y lo logró con apenas 22 años.
Ella va estar ahí.—dijo sudorosa Magdalena, blanca como un papel.
Ni lo dudes. Estará también la policía. la prensa. Si Rita estuviera viva estaría. Si la otra loca, Lupe estuviera por ahí..
También estará. ¿Y cómo crees que se porten?
Depende de la luna—dijo el hombre, sin el más mínimo tono de broma.
                                                            Capítulo Final.
Dennis miraba y miraba los visores de las computadoras. Los viejos periódicos. Se vio a sí misma en los brazos de su madre. Vio e volvió a ver incansables las mismas fotos que su padre le mostraba. Vio la noticias de Papa Dios. Vio a la otra. Rubia. Preciosa junto a un sonriente hombre de barba. Lo conocía. Vio al bebe. Estaban juntos Las dos parejas con sus niños recién nacidos. Se levantó violentamente de la silla.
                                                                                  I
Jairmur quedo solo en el apartamento. Era sábado. Su esposa e hijo andaban de compras. Aprovechando para renovar vestimentas para la graduación y el brindis de graduación.
Estaba cansado. Dormiría una siesta. Dormito un rato. Abrió los ojos.
Shanon estaba sentada en el borde de la cama, junto a él. Lo miraba. Sé veía lucida.
Ella miro alrededor.
-Nunca me imaginé verte vivir en medio de tan mal gusto.
Me da tranquilidad. la perfección geométrica ya no está entre mis prioridades. Tú decidiste como debía ser mi vida. Me gusta así.
Shannon no hizo ningún gesto. Su piel seguía siendo tersa, bella ,inmaculada sin maquillaje. La mujer más bella que cualquier hombre pudiera ver.
¿La amas?—pregunto con una sombra d miedo en su mirada.
Jairmur no contestó ..
Es muy difícil ponernos de acuerdo en algo  en base a silencios.
Ella se acercó y le soplo la cara. Lo hizo temblar. Era la cara más bella que pudiese imaginar…
--No he sido de nadie. No he besado a nadie—le dijo rozando sus labios.
Me parece que la inmensa cantidad de muertos que tienes en tu conciencia es un auto muy pesado para mí.
--Lo sé—contesto serenamente ella—Yo soy la loca. La loca que llego esa tarde a nuestra casa y encontró a tu padre viendo nuestras fotos. Cuando entre me reconoció inmediatamente. Le dije que no podía apartarme de mi familia., Me apunto. Me dispararía. Entraste con una botella de cerveza. Comenzaron a forcejear y cayeron en la mesa de vidrio. Se partió y un pedazo degolló a tu padre. Te desmayaste con el golpe y me vi obligada a llevarte al hospital. Estabas en shock y no te acordabas de nada. Por eso guardé el arma y las insignias. Por eso me evadí en todas tus preguntas. Yo no lo mate. Digamos que fue un accidente, un teatro titiritero, donde tu ejecutaste las cosas.
Jairmur se incorporó violentamente de la cama y con ojos desorbitados trataba de contener con sus manos las palabras de Shannon. Los recuerdos volvían y comenzó a gritar desesperado.
No estás loca—dijo sollozando..
Si tú que eres mi marido no te distes cuenta de ello. ¿Qué puedo hacer?—dijo ella acercándose y sentándose en el piso junto a él..
Preferiste perder tu carrera de medico por Susana y Rita.
Las amo demasiado para tener que hacer ese cambio. Me necesitan. Ellas son las flores de la muerte. Yo las controlo. Yo les tengo un tratamiento mejor que cualquier inyección y las mantengo sanas. ¿Entre los jazmines y azahares. ¿Cuál te gusta mas?
Me gusta Kristal Fergunsson—acepto fascinado >Jairmur, ante el ser más bello que había visto en su vida.
Se besaron apasionadamente. Se desnudaron y con feroz locura hicieron el amor en la alfombra del cuarto de Jairmur y Magdalena.
Despues.Por primera vez en 23 años. Kristal Fergunsson lloro sobre el pecho de su esposo.
                                                     II
Ella se pone edad. Mi mama cuando me hizo apenas tenía 16 años. Tres años menos de la edad que dicen tener. Tienen 39 años no 44 como piensa la policía y tres años es  mucho en la fisonomía de una mujer.
La muer la miro con interés
--ya sé quién eres.—dijo finalmente Dennis..
                                         III
El día de la graduación, el ambiente tenía muchas sensaciones. Expectación. Ansiedad, curiosidad, miedo y alegría.
Muy disimuladamente entre los familiares habían policías de incognito.
En la puerta un grupo especial de la policía resguardaba e identificaba a los participantes de la graduación; con el pretexto de cuidar que el padrino de la promoción, el embajador de ISIS en el país, no fuera a inmolarse con un atentado suicida.
Maquinas sensores de temperatura, Chequeadores de expresión fácil.. Pero se veía los gestos de los policías. Nada. No están aquí. No puede ser. Van a venir. Son sus hijos.
Miguel y Jairmur se abrazaron. Como familia, como víctimas. Fue una sorpresa para Dennis y Jakhov encontrar que ambos eran hijos, de que el otro era hijo de las amigas más temidas del mundo. Un nuevo descubrimiento ante el público. Una notica que siempre supieron.
Jairmur miro bien a Miguel. Trató de descifrarlo. Miguel hizo lo mismo con Jairmur. Al mismo tiempo ambos hicieron el gesto negativo que ellas no estaban.
Jairmur, con extraña tranquilidad le dijo a su mujer.
Están aquí.
Magdalena miro curiosa a todos lados
Pues. Nada sucedió. Los aplausos fueron más fuertes de lo común cuando Jakhov y Dennis por su parte subieron al podio a recibir sus títulos. Famosos de la peor forma. Casi familia. Ahora era público..
En el brindis todos fueron muy delicados. Nadie nombro nada inapropiado. Poco a poco la reunión fue tomando forma y la presencia de las 2 mujeres se fue desvaneciendo.
Jairmur fue felicitar a Dennis, la hija de su gran amigo. Con cuidado, con la idea de no herir susceptibilidades. La vio. Y tuvo un inmenso autodominio. Lo entendió todo.
Después vio a Magdalena abrazarla, con un gran cariño. Todo estaba más claro.
Después fueron a cenar a un restaurant que escogió Magdalena. Jakhov estuvo irresistiblemente alegre. Bailaron. Y fue una reunión más que agradable. Únicamente para ellos, sin más comensales.
Gracias Jakhov—dijo Jairmur, bajo el efecto de una copa de más de vino La Faraona—No me debes nada. Fui el más irresponsable y cobarde de los padres. No me necesitas ahora más nunca.
Jakhov no dijo nada. Había estado bailando con su novia evidentemente era un momento feliz.
Jakhov volvió a asentir. Aprovechó a dos más que se acercaron felicitarlos para dejar solo a su padre. También era fastidioso cuando se bebía algo de más.
Pero antes de irse se devolvió y le dijo a su padre.
--Yo también lo sé.
Jairmur  cerró los ojos. No podía afectarlo. No debía afectarlo. Tenia que controlarse.
A la finalizar la reunión Miguel y Jairmur se dieron un fuerte abrazo.
--No creas que te vas a librar de mí. Ya te encontré y viajare más seguido para compartir contigo—dijo sinceramente Jairmur a Miguel con un fuerte abrazo.
--Nos vamos a beber 7 cajas de cerveza  Shinga Tailandesa.
Ni lo dudes—afirmo Miguel Conmovido. Ambos víctimas. Ambos sobrevivientes.
                                                                                       VI
         Dennis se marchó. Disfrutó su clásico auto por la carreta.
Ya no tenía que correr. Ya no tenía que disimular. Ahora pasaría más tiempo en oficina. En 5 años hizo la carreta en autobuses, después en el exagon, a veces en avión. Llego a la mansión .Le encanto. Era de noche y hacia bastante frio. Abrió todas las puertas y lanzo la opa a cualquier sitio. No quiso despedirse de Jakhov. Se amaban. Lo aceptaron y en silencio con tranquilidad hicieron dulcemente el amor, como locos que eran, como asesinos que eran, como pecadores que eran, como artistas de los disfraces al igual que su madre eran. Decidieron hacerlo en el restaurant vacío. El hijo de Jairmur y Shannon. Ella Hija de Jairmur y Lupe. El hijo de ambos tendría 100% genes de Jairmur y 100% genes de sus madres, asesino como ellos, locos como ellas.
Disfruto caminar descalza por la casa. Se tapó la boca para no reír duro. Pero no pudo controlarse. Hoy también cocinaría.
                                                                                  VII
Ya no hay necesidad de fingir—dijo Jakhov a Magdalena.
Esta lo miro y sonrió levemente.
Se despojó de la peluca. El cuerpo que lentamente fue exhibiendo no era operado. Era el natural de ella. Lupe. La madre de sus dos hijos; Dennis y Andy Tim.
¿Cuándo mataron a Magdalena?
Ella se encogió de hombros. Eso no importaba. Importaba que  el circulo estaba completo. Comenzó a desnudarse. Seductora. bella. Sensual.
Dime.- ¿te gusto al natural?..¿No me comías con los ojos cuando me veían en la playa?. Shannon quiso que tuviéramos algo nuestro propio. Miguel no puede tener hijos. Rita tampoco..
Jairmur la miro aterrorizado. Susana Galvez, Miosotis se había desnudado ante el. 
                                                 
                                                                         
Por la autoridad de la república y en nombre de la ley ,los declaro marido y mujer.
Jairmur y Sara se besaron.felices.Una nueva vida, con nuevos retos adicionales se mostraban ante ellos.: La madrina de la boda no podía ser otra que Dennis. Había hecho el largo y tedioso viaje, a pesar de sus 6 meses de embarazo
                                                  Epilogo
Tiburcio García  tenía muchos años escondido en el más alejado pueblito de la sierra nevada. Los conocía a tos y se encargaba de averiguar si es que alguien se mudaba ahí. Le pareció muy extraño que una pareja estuviese viviendo en la cabaña de piedras ,en el recodo de la vuelta en U de la conversión.
Le dijeron que el hombre salía en la alta madrugada, púes trabajaba en la ciudad y llegaba tarde en la noche.
Se dedicó a indagar. Era curiosidad.
Maldita—dijo cuando la vio comprando en el pequeño mercado del pueblo.
La siguió por el camino de piedras entra las solitarias montañas.
Rita peralta, Jazmín, Diana Lotz. Detente ahí. Hasta aquí llegaron tus andanzas trono el hombre. Ella se detuvo y giro su cuerpo con curiosidad. Para ver el hombre apuntarla con un Magnum 500

Ahora no escaparas .Ponte al borde le dijo el hombre, tomando más distancia. Desde aquí te desaparezco la cabeza. Maldita puta.
Ella frunció el entrecejo. Tenía mucha hambre y de paso ganas de orinar…
                                                             Sertorio llego muy tarde. Un derrumbe en la carreta lo demoro más de lo normal. Dormiría muy poco y en la madrugada debería levantarse para ir nuevamente a trabajar. Llego y su casa estaba oscura. Entro con cuidado.
Diana—dijo en la oscura sala. Y el miedo de siempre lo ataco. Fue al cuarto..
Diana—dijo con angustia. No estaba.
Fue a la cocina. Una débil luz iluminaba la cocina , sin paredes exteriores. Daba directamente al infinito montaña.
Rita lo miro.
Hice pan en el horno. Déjame decirte que encontré bastante leña en el camino—le saludo con un beso, y una alegre mirada desde sus inmenso ojos negros…
Miguel llego a la parada del bus. Estaba más tranquilo. Saludo a varios compañeros que igualmente esperaban para retornar a su hogar.
Vio la Dodge Grand Charger.
Perfecta. Aunque el gris metálico...Bueno...No se podía pedir muchas cosas. La camioneta sé estaciono y el abrió la puerta del pasajero. Se marcharon y  los amigos vieron como tomaba ruta a la autopista del este. Hacia la salida de la ciudad…
Edgar R Pérez C. es Edrapecor.. Escritor aficionado, sin ningún tipo de estudio académico ni literario. Eventual y esporádicamente publica cuentos, relatos y novelas en formatos de  epub, ebook, Kindle, mobi y PDF. Su temática es amplia y variada guerra, acción, urbano, ciencia ficción, terror, aventuras componen sus proyectos que publica en internet..
Siguenos en Twitter en
@edrapecor